MicroUtopias

 
  • Decrease font size
  • Default font size
  • Increase font size
El aborto y mucho más
sábado, 17 de abril de 2010
Un lobby abortista de menos de 50 empresarios maneja un lucrativo negocio que les permite obtener al año unos 150 millones de euros. Sus tentáculos se extienden por Portugal, Francia e Iberoamérica y alcanzan sectores insospechados

El presidente del Foro de la Familia, Benigno Blanco, denunciaba, el pasado mes de octubre, en la víspera de la multitudinaria movilización en contra de el aborto libre de la «reforma Aído», la íntima relación que existía entre parte del PSOE y las clínicas abortistas. «El detonante -señaló Blanco- de poner en marcha la reforma de la ley del aborto es la reclamación de las clínicas abortistas que están involucradas en procesos penales serios y ven que su negocio puede acabar con ellos en la cárcel. Entonces han pedido al Gobierno que les saque de este entuerto mayúsculo».

Estas palabras adquieren una relevancia especial al desvelar ABC la estrecha relación existente entre la Junta de Andalucía y el negocio abortista. Al menos dos clínicas de esta Comunidad ofrecían descuentos del 20% a las jóvenes que quisieran abortar y dispusieran del carné joven (disponible de los 14 a los 30 años) del gobierno andaluz. Un descubrimiento que según Gádor Joya, portavoz de Derecho a Vivir, confirmaría que «el PSOE ha actuado en todo momento como diligente sucursal comercial de la industria abortista en España».

 

Al margen de la afinidad, que pueda existir entre las clínicas y el grupo feminista y abortista integrado por destacadas afiliadas del partido socialista, no hay que dudar de que el poderoso y multimillonario lobby empresarial del aborto posee una notable capacidad de influencia.

Unos pocos empresarios -43 según revela el Instituto Efrat en su informe «El negocio del aborto en España- controlan el grueso de una actividad que, de acuerdo con las valoraciones más conservadoras, ingresaría al año más de 60 millones de euros. Una cifra que se obtiene al conocer que en España (datos de 2008, los últimos oficiales) se realizan 115.812 abortos anuales y que el 98% de esas intervenciones se completan en centros privados.

Siguiendo con los cálculos hay que considerar que el 88% de los abortos se llevan a cabo en nuestro país en las 12 primeras semanas de gestación y que para esos casos el precio medio se sitúa en torno a los 500 euros. En el resto de los abortos, los que superan las 12 semanas de embarazo, el precio medio se localizaría alrededor de los 700 euros, con puntas de hasta 6.000 y más para las interrupciones de gestaciones muy avanzadas. Especialidad, como se recordará, del doctor Morín y otros, que acometían abortos de 29 semanas y más y que utilizaban trituradoras para deshacerse de los fetos.

 

Alergología e informática

Pero el negocio abortista va más allá y sus ingresos reales podrían situarse por encima de los 150 millones. Sus redes se extienden por toda España y parte de Portugal, Francia e Iberoamérica y sus líneas de actuación pasan por la alergología, la planificación familiar, la cirugía estética, ginecología, el ámbito farmacéutico, urología, residencias de ancianos, reproducción asistida, cambio de sexo... Y mucho más, Efrat ha detectado el dinero del entramado abortista en empresas de enseñanza, hostelería, informática, energía renovable, servicios recreativos, telecomunicaciones, transporte marítimo, inmuebles, construcción, finanzas, fabricación de muebles y cosmética.

Fuente: ABC, 12 de Abril de 2.010


 

 
< Anterior   Siguiente >