MicroUtopias

 
  • Decrease font size
  • Default font size
  • Increase font size
Inicio arrow Ver/Editar/Añadir noticias arrow Política arrow ¡Enhorabuena señora Katsulis!
¡Enhorabuena señora Katsulis!
lunes, 02 de febrero de 2015
Siento decirles que Alex Tsipras, líder de la formación Siryza, no ha ganado las elecciones en Grecia. En mi opinión fue  la señora Katsulis quien las ganó. Me explico. Esta señora y el dolor de quienes como ella han sufrido los rigores de las políticas de austeridad son quienes han ganado.
MANOLO COPÉ
El dolor que Grecia arrastra, lo expresó rotundamente esta buena mujer en ese programa televisivo, ya famoso. El dolor de quien sufre es muy elocuente. Tan elocuente como las preguntas que aún resuenan en nuestra conciencia colectiva y que lanzaba en ese programa esa viuda griega que tiene que estirar su pensión de 360€ para malvivir ella y su hijo estudiante. Decía la señora Katsulis, en un vídeo viral que votó a Nueva Democracia (derecha conservadora griega) toda su vida, pero en las elecciones del pasado domingo 25 de enero, no les iba a votar. Aquí, el vídeo de la señora Katsulis.

Katsulis

La señora Katsulis entró en directo, telefónicamente, y se dirigió al diputado Kostas Jatsidakis.  La primera en la frente:"¿Tiene usted, por casualidad, la ilusión de ser un buen cristiano?", preguntó. "¿Piensa que el señor Tsipras es menos cristiano que usted? Si realmente es muy cristiano, y conoce el mensaje de Dios, tendrá que llevarlo a la práctica. No basta con santiguarse".

Y a continuación, empezó a describir la cruda realidad de su día a día, mientras los presentes en el plató no podían más que agachar la cabeza: "¿Ha tenido usted que pasar noches en ayunas?, ¿ha sentido la amenaza de que los bancos le arrebaten la casa que construyó durante años?" "He votado durante años a Nueva Democracia y ahora voy a votar a Alexis Tsipras. No porque él me vaya a llevar al paraíso, no. Confío en la pureza de sus palabras y en su mirada limpia".

Aunque muchos de los titulares de la prensa del día siguiente a las elecciones, avisaban de las nuevas plagas de Egipto y del Apocalipsis en Grecia y Europa, lo único que pasó es que hubo un cambio democrático en el gobierno, probablemente debido a personas desesperadas, como la señora Katsulis.

¿Pero qué querían, señores y señoras de la UE y de la Troika? ¿que todo siguiera igual? A los griegos y griegas les quedaba el arma más poderosa: la esperanza. Y ejercieron, ¡vaya si ejercieron!

Y es que no hay mejor campaña electoral que la verdad, y la verdad para muchos hombres y mujeres de Grecia es dolorosa. Antes de 2008, era el país de Europa que crecía, más del 4% cada año. Pero vino la crisis y con ella la deuda, y con ella los impagos y los recortes ¿les suena? Ya sé que Grecia no es España (hasta la saciedad lo repiten), pero ¿les suena verdad?

La deuda que contrajeron con la UE es lógico que la tengan que devolver. Ahora bien, una devolución que restablezca la justicia con quienes sufren y han sufrido los rigores de la situación, que han sido los trabajadores y trabajadoras de aquel país, sobre todo los más pobres. A ellos se lo han robado todo: las pensiones, los salarios, las prestaciones sociales, los puestos de trabajo y los derechos: el derecho a crear una familia, el derecho a vivir con dignidad y un mínimo de alegría. Y todo debido a que unos pocos quisieron enriquecerse un poco más todavía.

“Durante estos años muchas de las medidas acordadas por  la 'troika' dirigidas a aumentar la competitividad, reducir salarios y pensiones, no han supuesto reducciones en el precio de los productos. (...) Además, el desigual impacto de las medidas de austeridad están generando demasiados estratos sociales desfavorecidos y otras capas sociales pudientes están aisladas y no contribuyen con los recursos necesarios para servir al bien común (...) El porcentaje de personas con privación severa aumentó en 4,3 puntos entre 2011 y 2012, el mayor incremento entre los 28 países de la UE (...) Más del 15% de las personas que trabajan no ganan lo suficiente para protegerse de la pobreza. Los derechos fundamentales de las personas han sido violados reiteradamente por las medidas de austeridad están llevando a cabo en el país la "troika", que funciona a veces como “un segundo cuerpo legislativo”. La medicina que buscaba curar la enfermedad (la austeridad) está matando al paciente (...) La crisis financiera, ha desembocado en una profunda crisis política. Se ha debilitado la confianza en las instituciones, con la desesperación que lleva a la población a apoyar a la extrema derecha, que son nostálgicos de las ideologías fascistas.”

Todo el entrecomillado anterior no es un análisis de Syriza, son datos y valoraciones que aporta ¡¡Cáritas Grecia!! sobre la situación del país en el  “Informe de Seguimiento de la Crisis 2014. La crisis europea y su costo humano”, que se puede consultar aquí en inglés: (Informe Cáritas Europa 2014)

Así que con esta realidad encima de la mesa, el cambio era casi inevitable. Y esa voluntad de cambio expresada en las urnas debe escucharse. ¡No más austeridad! la persona por encima de intereses económicos que alimentan la desigualdad y condenan a la mayoría de la población a vivir sin dignidad.

Las elecciones en Grecia las ganó la señora Katsulis a la que el gobierno griego ha decidido pagarle la luz junto a más de trescientas mil familias empobrecidas y si su hijo encuentra trabajo su salario mínimo será de 751€. Mucho más que los  648,60€ que tenemos en España. Lo dicho: ¡Enhorabuena señora Katsulis!

Les dejo esta vez con @El_Kanka y su canción (que debieron escuchar en Grecia) A desobedecer

@manocope

Imagen de cabecera: http://www.gratisography.com/pictures/5_1.jpg

Fuente: www.entreparentesis.org

 

 Image

 

 
Siguiente >